Historia de Acroarte

La Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte) es fundada el 28 de febrero de 1984 por comunicadores que tuvieron la visión de crear un gremio no solo para agrupar a los de su clase, sino también concebir una premiación que honrara lo mejor de las diferentes manifestaciones artísticas de la cultura dominicana. La institución es incorporada por el Poder Ejecutivo el 19 de septiembre de 1986 mediante el Decreto 241. Su matrícula reúne a periodistas especializados en el arte y el espectáculo, y su sede principal está establecida en Santo Domingo. Tiene tres filiales con asiento en Santiago, la Florida y Nueva York (Estados Unidos).

Acroarte es una institución pluralista y democrática, a la que pueden ingresar los profesionales de la comunicación especializados en este campo del periodismo escrito, radial y televisivo.

Con la finalidad de valorar y reconocer la labor realizada por los artistas dominicanos, en el 1985 crea los Premios Casandra, que posteriormente pasan a llamarse Premios Soberano en septiembre del 2012. Con los años, estos galardones se convirtieron en el principal evento artístico de su clase, premiando lo mejor del año en tres renglones: el arte Clásico, que evalúa las categorías de teatro y música clásica; el arte Popular, en el que se reconoce a los exponentes de música popular y, finalmente, el de Comunicación, que incluye a los talentos de la televisión, la radio y el cine.

En el 1995, como parte de su marcado crecimiento y proyección fuera de nuestra frontera, se incorpora un reconocimiento internacional, a través del cual se reconoce a las principales figuras latinas que se destacan en diferentes campos, quienes han labrado una trayectoria de éxito, dentro y fuera de sus respectivos países de origen. Reciben cada año El Soberano Internacional a la Trayectoria y a la Revelación.

Gracias al apoyo incondicional de Cervecería Nacional Dominicana (CND), empresa que entró como patrocinadora de los premios en el 1987 y que actualmente son los principales aliados de la institución, Acroarte ha sido parte de una historia que viene acumulando a través de los años con cada edición de esta importante ceremonia.

A su vez, Acroarte reconoce los aportes de los principales iconos artísticos de República Dominicana, como parte de su calendario de actividades regulares. En 2006, realizó el espectáculo “Los Merengues Ganadores”, un show que contó con el repertorio de todos los temas que hasta ese año habían sido reconocido en la categoría Merengue del Año, presentado en el Teatro Nacional Eduardo Brito y posteriormente en el Gran Teatro del Cibao, en Santiago. Asimismo, en el 2008, organizó el concierto “La Magia de un Maestro”, un merecedisímo homenaje que la institución hizo en vida al laureado saxofonista Félix del Rosario.

El 28 de febrero de 2012, se instaura la celebración del Premio al Mérito Periodístico de Arte y Espectáculos, una conquista importante para el gremio, en el cual se reconocen a miembros con una trayectoria incuestionable dentro y fuera de la institución. La creación de esta gala, que se entrega en la fecha en que se celebra el Día Nacional del Cronista de Arte, se convirtió desde su primera edición en un referente en el país para una premiación de su tipo.

Acroarte es una institución ejemplar, que trabaja desde su fundación en el 1985, en dos direcciones: por un lado, enaltecer a su membresía a través de iniciativas y proyectos académicos, sociales y culturales y, al mismo tiempo, rendir tributo y reconocimiento a lo mejor de la clase artística que con su arte ponen en alto la dominicanidad.

Premio Soberano 

Los Premios Soberano, que inicialmente eran conocidos como Premios Casandra, se crearon en el 1984, y celebraron su primera edición el 15 de abril de 1985 en una ceremonia en el desaparecido cine teatro Olimpia. Se entregaron 12 categorías en competencia y se reconoció con el máximo galardón, El Soberano, a Luis Rivera.

El 13 de enero del 1986 se efectuó la segunda entrega en el mismo escenario, premiándose 21 categorías en total, mientras que la tercera versión estrenó localidad: el 11 de enero de 1987 los premios pasaron a la prestigiosa sala del Palacio de Bellas Artes, ampliando su cantidad de premios a 36. Las tres primeras ceremonias estuvieron presididas por el presidente de Acroarte, el periodista Carlos T. Martínez.

A José Tejada Gómez correspondió organizar las ceremonias de 1988 y 1989, y para esta última el espectáculo pasó al escenario del teatro La Fiesta del hotel Jaragua, el día 23 de enero de ese año. Llegó el turno al cuarto presidente del gremio, el periodista Cristhian Jiménez, que tendrá a su cargo las ediciones de 1990 y 1991, ambos ceremoniales desarrollándose en el hotel Jaragua, en los días 5 de marzo y el 4 de febrero, respectivamente.

Las cuatro versiones siguientes –1992, 1993, 1994 y 1995– correrán por cuenta del presidente de entonces, el periodista Joseph Cáceres, con quien los premios pasan al prestigioso escenario del Teatro Nacional. Regresa a dirigir a Acroarte José Tejada Gómez, y el 29 de enero de 1996 lleva las riendas de la edición correspondiente, así como también la siguiente, de 1997.

Bajo la presidencia del veterano periodista Napoleón Beras Prats se organizan los premios de 1998 y 1999, mientras que, en la tercera gestión de Joseph Cáceres, se presentan las versiones del 2000 y 2001.

Es en el 2001 que la Asociación de Cronistas de Arte, gremio que creó estos prestigiosos galardones, inicia una nueva era con la llegada a su presidencia del periodista Miguel A. Rivera, quien respaldado por una nueva generación de comunicadores visionarios impulsan cambios importantísimos en la estructura, metodología del proceso de nominación y premiación. Rivera tuvo a su cargo el montaje de las ediciones de los años 2002 y 2003.

El trabajo de esa nueva generación de periodistas, posibilitó que el veterano periodista Feliz Vinicio Lora asumiera los destinos de Acroarte, para la producción de las ceremonias correspondientes a los años 2004 y 2005. Los premios continuaron afianzándose bajo la sombrilla de presidentes con visión de futuro y este clima favoreció que el periodista Fausto Polanco tuviera bajo sus hombros las ediciones del 2006 y 2007, logrando la puesta en escena de sendas ceremonias tan aplaudidas como las últimas cuatro anteriores.

La historia reservó para los años 2008 y 2009 el período en que Acroarte estuvo presidida, por primera vez, por una mujer: la comunicadora Marivell Contreras. Con ella se celebraron las ediciones correspondientes a esos años y el premio continuó en franco afianzamiento tanto a nivel nacional como internacional. Concluida su gestión, gana la presidencia, por segunda vez, el periodista Feliz Vinicio Lora, quien es el responsable por parte de Acroarte de encabezar la puesta en ejecución de las ediciones de 2010 y 2011.

Acroarte siguió recibiendo el impulso que trae consigo la inyección de sangre nueva, de jóvenes comprometidos con la puesta en marcha de iniciativas renovadoras y vanguardistas. Es bajo la presidencia del periodista Máximo Jiménez que la institución cierra un ciclo de una década en la que el gremio –y el premio– cambió significativa y favorablemente. Bajo la presidencia de Jiménez, se celebran en el Teatro Nacional las ediciones de 2012 y 2013.

En el 2013 asumió la presidencia el periodista José Antonio Aybar F., quien siguió trabajando para afianzar el posicionamiento que ya tenían los galardones, retomando el reconocimiento Soberano Solidario. Durante su gestión, la estatuilla de los galardones cambia de oro a platino. Tuvo a su cargo la celebración de las ediciones 2013-2015 en la sala Carlos Piantini del Teatro Nacional Eduardo Brito.

Otro veterano de la comunicación y el periodismo, Jorge Ramos, editor de las páginas de Espectáculos del periódico Hoy, encabeza el Comité Ejecutivo que tuvo a su cargo la gestión del período 2015-2017. Junto a directivos veteranos, Ramos cerró su período con la inauguración de un segundo nivel en la Casa Nacional de Acroarte, construido para acoger un gran salón de eventos.

Menu